Por fin unas alegrías

Pero qué majo soy.

No había forma de llevarse unas alegrías al espíritu o unas risas a la cara. Todo es desgracia conspiranóica o lo va a ser. Se agradecen, pues, los intentos que desde distintos ámbitos hacen organizaciones y particulares para levantar el ánimo alicaído de la población. Es de destacar el PP y su petición de “adelanto del adelanto electoral”, en la mejor tradición de la astracanada sainetera de Muñoz Seca. Creo que el PP es de lo más berlanguiano que tenemos en España en estos momentos con diferencia. Otro que no quiere quedarse atrás es nuestro Presidente del Gobierno, que ya tiene la licencia de obras para su chalet en León, al que se retirará para apartarse del mundanal ruido y escribir sus tan ansiadas memorias, una vez cumplido su deber, faltaría más. La casita, entre terreno y obra, le va a salir por un millón de euros. Como se puede apreciar, esto es un guiño de complicidad al movimiento de los indignados y una muestra más de ese humor castellano, recio y para adentro, que sólo él y alguno más son capaces de entender. Pero algo es algo.

En el plano internacional, un grupo de científicos han descubierto que un anillo de antimateria rodea la Tierra. El anillo está formado, al parecer, por antiprotones los cuales podrían ser una fuente de combustible novedosa para las futuras naves espaciales. Esta noticia es especialmente feliz e interesante para los que creemos, como un servidor, que la única salida a la situación que padecemos es largarnos a otro planeta. De momento sigo trabajando con los planes de la nave y ahora ya sé qué combustible voy a utilizar. Todo se aclara y se vuelve diáfano en el horizonte. Dios aprieta pero no ahoga y nos da los antiprotones. En relación con el Altísimo, nos viene a visitar su representante en la Tierra, el Papa Benedicto XVI, en un remedo jocoso de las visitas que aquellos parientes del pueblo hacían sorpresivamente en verano para “conocer la capital”. Eso entretendrá a una importante parte de la población, los ateos confesos y similares, que se estaban planteando dejar el 15-M para septiembre e irse a la playa. Ahora tendrán una actividad más frenética que nunca que los mantendrá ocupados y lejos de los caminos del mal. Dos al precio de una: los antiprotones y la salvación, esto va mejorando.

Para finalizar, por el momento, y como esperanzadora noticia de cara al futuro, los chicos de Anonymous anuncian que fulminarán Facebook el 5 de noviembre por considerar a la red social mala malota y vendida al oro imperialista. Pero sobre todo por ser un rollo cargante del que no hay forma de salirse. Las masas ya están descorchando botellas en espera de la feliz fecha. No han confirmado los muchachos del bigotito en qué consistirá el fulminamiento, aunque los científicos citados en el párrafo anterior han descartado el rayo de antiprotones por estar muy verde todavía. Misterio e intriga, todo el mismo día (o no) que empezará aquí oficialmente la campaña electoral con la pegada de carteles, aunque debido a la crisis se habla de la posible pegada de post-its de diferentes colores para alegrar el otoño.

Un par de personas interesantes

Cuando los titulares y las noticias de los medios nos machacan y nos dejan más estupefactos que otra cosa (nunca en la Historia de la Humanidad se había escrito y pronunciado tanto la palabra “Grecia”) podemos volver la vista hacia el humor gráfico que, si es inteligente y provocador, vale más que mil parábolas. Dos ejemplos. Sigo con frecuencia la labor de Ernesto Rodera en el periódico ADN. Sus viñetas, de gran impacto visual a caballo entre la fotografía y el dibujo, y sus textos descarnadamente incisivos dicen muchísimo con muy poco. Son característicos sus políticos y oligarcas de narices tintadas, mayoritariamente rojas. Aunque estemos hablando de humor gráfico, risas hay muy pocas. Más bien alguna sonrisa helada, de vez en cuando. Un par de muestras:

 

En el otro extremo gráfico se encuentra Aleix Saló, superconocido recientemente por su “Españistán” y el video sobre las causas de la crisis inmobiliaria, que ha arrasado en youtube desde su aparición. Con un estilo claramente más naíf que el de Rodera pero con unos textos igual de incisivos, aquí un humor de corte irónico sí tiene más cabida, aunque la decepción por nuestra realidad está igualmente presente.

¡Por fin una buena noticia!

 

Para que luego dudéis de la capacidad de nuestro Gobierno ¡Indignados! ¡Que sois unos indignados! Como se deduce del titular de la noticia, morirse no sólo será más barato sino más simple. Basta ya de complejidades, de muertes rebuscadas, defunciones barrocas y óbitos churriguerescos. Por fin a nuestro alcance un deceso sencillo, económico y, en consecuencia, discreto. Salgamos de este infame mundo con un mutismo elegante y sin añadir más penalidades a los que aún quedarán atrás, a nuestros deudos, que recordarán con cariño y alegría nuestro traspaso y la pasta gansa que se ahorraron.