Ya lo dijimos aquí

Efectivamente, ya lo dijimos aquí y es de reconocer que un economista de solvencia coincida con nosotros. En la edición del suplemento económico de La Vanguardia de ayer domingo 17 de julio, el escritor y economista Fernando Trias de Bes hace suya nuestra tesis publicada en este blog el pasado 21 de junio: el lenguaje utilizado en la descripción de este proceso de crisis económica no es en absoluto inocente y, cuando nos dicen que nos quieren, en realidad se están amando más a ellos mismos y les importamos un pimiento. Pero, eso sí, con solidaridad y cohesión. Y si llega el presupuesto, también con vaselina. No hay que olvidar que si no hubiera dinero de por medio hace tiempo que Grecia, y alguno más, se habría ido por el desagüe.

La tendenciosidad del lenguaje viene de antiguo. Siempre se ha dicho que la Historia la han escrito los vencedores sobre los vencidos, los ricos sobre los pobres, los hombres sobre las mujeres. Ahora dirán que son los mercados sobre los gobiernos y los ciudadanos. Sólo hay una “pega”: los mercados no existen. Son únicamente el espantajo que ponen delante de la abotargada opinión pública para que ésta ladre y muerda, como en los orwellianos 5 minutos de odio, en los que la masa descargaba la aplastante tensión y ansiedad que acumulaba día tras día, en el inquietante futuro pasado de “1984”. En realidad, el titiritero son los políticos y gestores ineptos, enganchados a su aversión a las medidas impopulares y a la verdad. Un político, por definición, no puede decir la verdad, pues ha de contentar y alagar los oídos a sectores y grupos sociales muy heterogéneo. Un ejemplo patéticamente palpable lo tenemos en Mariano Rajoy, que sabe de sobra qué es lo que le tocará cuando llegue al Gobierno (si es que su gafe no se lo impide), pero que calla y generaliza sobre sus medidas para sacar al país de la crisis y pasa de puntillas sobre las chapuzas a las que el PSOE somete a España.

En fin, Fernando, llámame un día de estos y me pagas lo mío, que no están los tiempos para ir regalando las ideas.

Anuncios

2 pensamientos en “Ya lo dijimos aquí

  1. Pero el papel de Rajoy es el lógico y esperable en cualquier político en su situación -o en todas.
    Ha de esperar a que el contrario se hunda en la miseria, mientras fanfarronea de lo que tiene o hará (como los púgiles antes del combate) pero eso sí, sin soltar prenda para que no les roben las ¿ideas?.
    Aunque luego, llegado el momento de demostrar y hacer… todo quede en puras sombras chinescas.

    (Pídele a ese tipo una pasta, nene …por derechos de autor)
    🙂

    • Creo que eso solo le perjudicará, tras el triunfo momentaneo de las elecciones y siempre y cuando gane por mayoría absoluta, porque si no a la derecha le va a dar un patatús.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s